La Ley de la Segunda Oportunidad

publicado en: Noticias | 0
La Ley de la Segunda Oportunidad

La Ley de la Segunda Oportunidad permite terminar con las deudas contraídas por particulares, autónomos o pequeños empresarios.

En el año 2015 entró en vigor la Ley de la Segunda Oportunidad, una ley que permite hacer frente y terminar con las deudas contraídas por particulares o pequeños empresarios en una aventura empresarial fallida.

Este decreto supuso una novedad puesto que, hasta el momento, sólo las empresas podían exonerar sus deudas. Los particulares, debían hacer frente al pago de las obligaciones con su patrimonio, tanto presente como futuro.

Aunque en los dos años que lleva vigente esta Ley, no se ha aplicado tanto como se hubiera previsto quizá por su desconocimiento. Pero lo cierto es que es un procedimiento muy útil para desahogar a aquellas personas adeudadas.

Podrán acogerse a la Ley de la Segunda Oportunidad aquellos deudores que sean considerados de buena fe, es decir, que cumplan las siguientes condiciones:

Si el trabajador ya ha pactado otro acuerdo extrajudicial en los últimos 10 años, no se puede acoger a la ley.

Cumpliendo estas cuatro condiciones, el proceso para eliminar las deudas del emprendedor tendrá luz verde.

Si el juez considera que el deudor no tiene patrimonio para hacer frente a las obligaciones y que, además, ha obrado ?de buena fe?, podrá librarle de las deudas.

En este sentido cabe señalar que NO se le exoneran todas las deudas, sólo las contraídas con los acreedores. En el caso de las deudas públicas, las adquiridas con la Agencia Tributaria y la Seguridad Social, sigue teniendo que hacerlas frente.

Lo mismo ocurre con los créditos para alimentos. Si el empresario está divorciado y tiene que hacer frente a una pensión alimenticia para sus hijos, también tiene que seguir pagándola

 

Seguir leyendo.