Menos ejecuciones hipotecarias

publicado en: Hipotecas | 0

Los jueces han paralizado buena parte de los litigios a la espera de oír al tribunal de la UE Andalucía, Comunidad Valenciana y Cataluña lideran los procedimientos iniciados

Las ejecuciones hipotecarias, el primer paso por el que los bancos inician la adjudicación del inmueble financiado y, de ser necesario, el desahucio del inquilino, siguen descendiendo. Así lo indican los datos ofrecidos este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las cifras, que dan cuenta de la actividad durante el tercer trimestre de este año, arrojan un total de 9.025 ejecuciones hipotecarias en dicho periodo, lo que supone un descenso del 33,7% en el trimestre y una caída del 38,4% en el año. La desaceleración de las ejecuciones es aún más acusada en los casos en que afectan a viviendas habituales.

En concreto, las ejecuciones sobre primeras residencias fueron 1.594 entre julio y septiembre, lo que equivale a una caída del 43,2% respecto al periodo de abril a junio de 2017 y un descenso del 58,8% en comparación con el mismo periodo del año anterior.

La cifra supone que aunque la mitad de las ejecuciones hipotecarias registradas (el 51,8% exactamente) afectaron a viviendas, solo un 17,5% se centraron en viviendas habituales. Casi un tercio de las ejecuciones se centraron en inmuebles de empresas y otras personas jurídicas, concretamente 2.605 del total, lo que supone un 11,3% menos que en el tercer trimestre de 2016.

Desde el punto de vista geográfico, Andalucía fue la comunidad autónoma con mayor número de ejecuciones hipotecarias sobre viviendas en el tercer trimestre del año, 1.425 en total frente a las 915 de la Comunidad Valenciana y las 677 de Cataluña, siguientes regiones en la lista.

Esta caída hay que contextualizarla en un momento en que los jueces han paralizado buena parte de las ejecuciones y desahucios a la espera de que el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) aclare su posición sobre la cláusula de vencimiento anticipado, que permite a la banca cancelar el crédito ante determinadas circunstancias, ante el aluvión de demandas por condiciones abusivas. 

Para el portavoz de la Asociación Española de Banca (AEB), José Luis Martínez Campuzano, lo importante no este fuerte descenso en las ejecuciones, si no como el hecho de que los bancos españoles no están dejando sin soluciones a las familias en los casos más vulnerables.

Seguir leyendo.


Menos ejecuciones hipotecarias